LA NATURALEZA DE
L
OS VALAR

 
 
 
 
Los valar son los mayores seres dentro de Eä. Sus espíritus están más cerca de Eru que los de los maiar, pues los valar son Ainur mayores. Son los guardianes del Mundo enviados por Eru, y los maiar les sirven de forma adecuada.
Cada vala es una entidad espiritual única que ejemplifica uno o más de los pensamientos de Eru. Los valar son el centro de los temas de la creación, y representan conceptos generalizados que Eru vio en el Principio (por ejemplo, el aire y la tierra, el fuego y el agua, la vida y la muerte, el amor y la tristeza, la libertad y el destino). Actuando a través de los valar, por tanto, Eru esculpe o elabora dichas concepciones siguiendo los patrones y formas que componen Ea: Arda, los Cielos y todo lo que vive dentro de sus confmes.
Un vala vigila su tema específico, creando detalles al servicio del Único, y siempre dentro de su esquema. Por ejemplo, visionó la tierra sólida, pero fue (y es) su vala quien realmente elevó las montañas y excavó los valles Aulë, el Herrero, es el foco particular de este tema pues él es el vala de los trabajos y su título es el de Señor de la Tierra.
 
 
Los Valar como Seres
 
Aunque los valar nacieron antes que el Tiempo, en el principio de la Creación, son espíritus que comparten pensamientos comunes a todos los seres engendrados por Eru. Tienen aspectos masculinos y femeninos, poseen emociones, y sufren imperfecciones. Sólo Ere es perfecto y omnisciente.
La naturaleza exacta de los valar aparece, no obstante, más allá de la comprensión de los seres menores. Con excepción de los maiar, que son también Ainur, ningún otro espíritu puede llegar a comprender completamente la profundidad de los sentimientos de un vala o el tipo de debilidades que tiene. Los valar son espíritus sin una forma material, y su forma dice mucho del tipo de sentimientos que pueden manifestar.
Aunque los Poderes poseen uno o más fanar ("velos", sing. "fana") o cuerpos físicos preferidos, asumen y se despojan de estos aspectos corporales a voluntad. El fana de un vala es una estructura conveniente que le permite relacionarse con Eä, pero no es esencial dentro de su ser. Los valar no permiten que ninguno de ellos se vea atado a sus atavios corporales temporales (como hizo Morgoth), de forma que sus caracteres permanecen arraigados a sus espíritus puros. De este modo, su esencia sigue siendo misteriosa y elusiva, más allá del conocimiento de los Hijos de Eru.