LAS RAZAS DE LA TIERRA MEDIA

 
 

El mundo conocido como la Tierra Media, Arda, Eä, Endor, etc; se encuentra habitado por varias razas diferentes de habitantes. No nos referimos a las razas de animales o a las especies vegetales.

J.R.R. Tolkien ambientó sus relatos en un mundo en el que varias razas de habitantes constituían el fondo de sus historias, que no es otro que el fondo de la Tierra Media en sí.

Las razas más importantes dentro de la mitología Tolkeniana son:

 
 

Los Razas Mayores de Arda

 

 

Los Valar:

Los Valar son los Dioses Mayores de la Tierra Media. Son los espíritus que junto al Gran Dios Ilúvatar compusieron la canción que dió origen a Arda, el mundo físico. Su función es la de controlar El Equilibrio del Mundo.También llamados Ainur, residen más allá de los círculos del mundo en su isla continente de Amán.

     

  Los Maiar:

Los Maiar son los Dioses Menores de la Tierra Media. Sirven a sus hermanos mayores, ya que ellos también son Ainur -aunque de menor poder-, a guardar el Equilibrio de las Cosas del Mundo. Son ellos los que tienen un mayor contacto con los Hijos de Ilúvatar, auténticos gestores de Arda.
     
Los Pueblos Libres de La Tierra Media
 

  Los Elfos:

Los Elfos o Primeros Nacidos, son el pueblo elegido por los Valar. Los Elfos tuvieron una gran importancia en las primeras edades de la Tierra Media, para luego ir pasando ese protagonismo a los Hombres o Los Nacidos Después. Los Elfos comparten en gran medida la visión que los Poderes Mayores de Eä tiene respecto al destino del mundo, ya que están unidos a él hasta el final del mismo porque Ilúvatar los hizo inmortales a efectos de la edad y las enfermedades.
     

 

Los Hombres:

Los Hombres, también llamados Edain, Atani o Los Nacidos Después son los elegidos por Ilúvatar. Son los elegidos por el artífice de toda vida para heredar el control sobre su máxima creación: Endor. Para diferenciarlos de los Primeros Nacidos, Eru Ilúvatar les otorgó el Don de Ilúvatar: la Muerte. Por medio de este don, los hombres no atan su destino físicamente al mundo, no se llegan a cansar de vivir en él. Dentro de los múltiples pueblos en que derivaron las primera tribus Adan destacan los Hombres Altos o Edain, poseedores de unas mayores espectativas de vida y poder. Son espíritus enriquecidos por los Valar para asemejarlos más a los Elfos.

     
 

Los Enanos:

Los Enanos son conocidos como el Pueblo de Aulë, ya que esta raza fue creada en secreto por ese valá en las entrañas de Valinor hace incontables edades. Este rasgo y el que Eru Ilúvatar les otorgara parte de la esencia de la Llama Imperecedera, creadora de toda vida, le confieren a la raza enana (o khazâd según su propia lengua) unas características y una forma de vivir y entender el mundo totalmente diferente a la del resto de razas que pueblan La Tierra Media.

     

Los Hobbits:

De todas las razas que pueblan Endor, la Hobbit es una de las más curiosas. Nadie sabe nada acerca de sus orígenes y pasaron totalmente desapercibidos para todos los cronistas de la Historia de la Tierra Media hasta la Tercera Edad del Sol. Sin embargo toda su fuerza e importamcia quedaron expuestas en esta edad porque si no hubiera sido por ellos el destino de Eä hubiera sido muy diferente al conocido. Tal vez los Hobbits fueran el as guardado en la manga por El Único desde la Cracación del Mundo. ¿Quién sabe?, sus designios son inescrutables.
     
  Los Ents:

Los Ents conforman una de las menores razas de todo Endor. Antaño conocidos como el Pueblo de Yavanna, la valier encargada del cuidado de las plantas de Endor; los Ents fueron creados con la tarea de cuidar los amplios bosques que cubrían la Tierra Media al despertar del mundo. Los Ents ya estaban cansados de recorrer Arda antes de que los Elfos nacieran, aunque su naturaleza solitaria y la reducción de sus bosques los convirtieron en personajes de leyendas.
 

Los Hijos de La Oscuridad

 

  Los Orcos:

Una de las mayores aberraciones que el Enemigo Negro, Morgoth, creó en las primeras edades del mundo. Melkor, incapaz de crear vida propia pero muy poderoso a la hora de corromper y pervertir los espíritus de vida de otros seres, capturó a un buen número de elfos recién despertados y los pervirtió más allá de toda cura en las mazmorras de Utumno. De esta forma creó la horrible raza de los orcos, quienes luego serían buenos embajadores por toda Arda del mensaje de destrucción y ruina de su creador.
     

  Los Trolls:

Los Trolls son otra de las creaciones de Melkor en su afán de dotar con vida propia a alguna de sus obras. Esta raza fue pensada con la idea de enfrentarse a los Ents. Para otorgarles dureza y fuerza, Melkor utilizó como matria prima de su creación la roca; por esto los trolls son unas criaturas horribles y con poca inteligencia. Máquinas de destrucción. Con el paso de las edades esta raza ha evolucionado poco pero no por ello ha dejado de ser peligrosa.