LOS GRUPOS SOCIALES MAIAR

 
 
Eru concibió a los malar como un grupo variado, tan diverso como los espíritus que podían hallarse en cualquier raza. Sus almas se manifestaban de muchas maneras. Algunos eran personificaciones de aspectos del Mundo que ayudaban a dar forma y a atender la esencia espiritual de los elementos que componían los fundamentos de Arda. Otros eran semejantes a aspectos menos tangibles de la concepción de Eru, como las manifestaciones de los pensamientos u otros rasgos de carácter o mente. Muchos representaban temas generales que aparecen en la naturaleza.
 
 
 
 
Los Maiar Elementales
 
Los Maiar elementales encarnaban el fuego, el agua, la tierra, la luz y el alre. Arien y los Balrogs eran los más famosos de los espíritus del fuego, mientras que Ossë, Uinen y la mujer del río, Baya de Oro, eran los más conocidos de los espíritus del agua. Ilmarë personificaba la luz e Iarwain Ben-adar (Tom Bombadil) era un espíritu de la tierra atado al corazón mismo de Endor.
Como todos los Maiar, cada mala elemental servía a un vala de espíritu semejante. Los de aire debían lealtad a Manwë, así como los de la luz consideraban a Varda como su matrona y gran señora. Los espíritus del agua rendían homenaje a Ulmo, los espíritus de la tierra a Yavanna o Aulë, y los espíritus del fuego a Varda o a Morgoth.
 
Los Maiar Temáticos
 
Para la mayoría de los Maiar existe una asociación menos clara, pues los elementos son más fáciles de distinguir que la mayoría de los temas naturales.
Maiar como Sauron y Saruman representaban las obras y a menudo se centraban en el desarrollo de objetos inanimados, por ejemplo los Anillos de Poder: El Único, Los Tres, Los Nueve y Los Siete. La encamación de los sirvientes del Herrero Aulë (que personificaba la tierra no viva) está entrelazada con la relación entre los objetos materiales y los vivos. Los que servían a la mujer de Aulë, Yavanna, cuidaban los olvar: la flora, la tierra viva.
Los demás Maiar están asociados con temas generales similares, determinados por su fidelidad. Los vasallos de Oromë, en particular Tilion, ejemplificaban la esencia de su señor y se preocupaban por la relación entre los Hijos de Eru y los demás kelvar (las cosas vivas que se mueven). Se preocupaban por la ganadería, la caza, la doma de animales y el cuidado de los bosques.
Los sirvientes de la esposa de Oromë, Vána la Siempre Joven, se dedicaban a los asuntos de la juventud y la renovación, la primavera de la vida. Los Maiar fieles a Mandos vivían con la muerte y el crepúsculo de la vida. Los Maiar que seguían a la hermana de Oromë, Nessa la Bailarina, son encamaciones de lo salvaje. El marido de Nessa, Tulkas, gobiema a un grupo de Maiar asociados con la fuerza de cuerpo y espíritu, así como con los vínculos entre individuos, como la lealtad. El gentil pueblo de Estë curaba, mientras que los de Vairë , la mujer de Námo, mantenían la fábrica del Destino. La piedad, la esperanza y el perdón, y las emociones relacionadas de la desesperación y el sufrimiento son asunto de los Maiar de Nienna.
Los grupos de la sociedad maiar figuran en, o a través de, los límites de estos grupos sobresalientes. De estas órdenes, la más renombrada es la de Heren Istarion, la Orden de los Magos. Con la excepción de los enemigos, eran los miembros de esta subsociedad maia los que más influencia directa tenían sobre los hechos que dieron forma a la última parte de la historia de la Tierra Media, ya que la misión que les fue encomendada, contrarestar el aumento de poder de Sauron en Endor, propiciaba su inclusión directa en los acontecimientos de la Tierra Media.
 
La Heren Istarion; Los Istari
 
Para conocer más sobre los Cinco Istari (Magos), pulsa AQUÍ.
Si quieres conocer a un Istari en particular:
 
 
 
Razas de Eä
Página Principal de los Maia
Página Principal