Indûr Muerte del Alba

 
 

 
Indûr y el resto de los Nueve Espectros
llegan a La Comarca buscando al Sr. Bolsón y su Anillo.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Sobrenombres: Ji Indûr; Ji Amaav (II, III y IV) de Mûmakan; la Sombra del Sur; Señor de las Nubes; el Cuarto

 

 
 

La Historia de Indûr Muerte del Alba

 
 
 
 
 
 
Indûr Muerte del Alba nació con el nombre de Ji Indûr en la ciudad de Korlan en el año 1955 de la Segunda Edad (S.E.)
Heredero de la fortuna de la mayor familia oligárquica de la república kiran de Koronandë, fue el hombre más joven en ser elegido gobernador de cualquiera de los seis distritos del reino. Más tarde se convirtió en un poderoso representante en la asamblea de doce miembros de Koronandë.
Allí, abogó por la creación de un gobierno central que pudiera competir con el creciente poder de Númenor, pues el joven señor mercader temía perder sus preciosos intereses comerciales en la región en torno a la Bahía de Usakan. La colonia númenóreana de Tantûrak (fundada alrededor de 1300 S .E. y denominada Lond Hallacar) creció rápidamente durante el reinado de Tar Ciryatan, y los barcos antiguamente dirigidos hacia Korlan comenzaron a anclar en el puerto adan de Sarfil
. Sin embargo, lo más importante es que los buques de guerra comenzaron a frecuentar la bahía y Ji Indûr percibió la amenaza que constituían para la independencia de su pueblo.
Indûr comenzó a recibir lentamente apoyo por parte de los mercaderes ricos y los guerreros de Koronandë, así como de parte de los elfos del cercano Taurondë. Los sentimientos de los elfos variaban como los de los Kirani, pero la mayoría temían que los crecientes prejuicios númenóreanos hacia los Eldar llevaran finalmente a una guerra. Con el apoyo de figuras clave de su propio pueblo, y con la tácita aprobación de los aliados Primeros Nacidos de los Kirani, el joven representante tomó el control de la asamblea en 1977 S.E. Koronandië se convirtió en un reino al año siguiente, cuando el concilio de consejeros oligárquicos que reemplazaba a la asamblea republicana le eligió Rey de Korlan. Cientos de Kirani amantes de la libertad se resistieron al cambio, y la guerra civil asoló el reino durante los siguientes veintitrés años.
La llegada del "Mago" a Tantûrak en 2000 S.E. polarizó el apoyo hacia Ji Indúr y pareció condenar la causa rebelde. Las relaciones entre la colonia adan y los Kirani llegaron al borde de la guerra y, por temor, el pueblo de Koronandë decidió unirse. Confiado de sí mismo, el joven monarca convocó una gran celebración pública. Sin embargo, su plan de ganarse el apoyo popular para una guerra del todo impopular y un régimen ilegal falló cuando el gobernador de Korlan, Loran Klien, se levantó en la tribuna sobre la multitud y pidió el regreso al gobierno republicano. Los Kirain aplaudieron espontáneamente la antigua tradición, y estallaron una serie de disturbios. El autoproclamado rey de Koronandë huyó al este hacia Mûmakan.
Los agentes de Sauron habían residido en el hogar de los mûmakil (Olifantes) desde mediados del siglo XVIII S.E., y las cordiales relaciones de Ji Indûr con los servidores del Señor Oscuro le permitieron hallar allí un refugio tras ser derrocado. El alto kiran proporcionó al Señor de los Anillos una oportunidad para alcanzar sus sórdidos objetivos en el Lejano Sur, mientras que Sauron ofreció al rey exiliado un nuevo trono. Este terrible pacto condenó a los Mûmakani. El Maligno dio a Indûr un Anillo del Poder en 2001 S.E., y posteriormente en ese mismo año, el Espectro del Anillo tomó el control del trono de Mûmakan en favor de su maléfico mentor.
 
 
Ji Indûr fue coronado con el nombre de Ji Amaav de Mûmakan. Su pueblo creía que su llegada era la segunda aparición del legendario primer rey -el dios-señor Amaav-, y el Nazgûl tuvo pocos problemas para apoderarse de aquella atormentada nación.
Gobernando desde la ciudad sagrada de Amam, Indûr unió a las tribus seminómadas y trazó planes para llevar a cabo más conquistas. Su reinado duró 1261 años, durante los cuales los Mûmakani se convirtieron en un pueblo corrupto que subyugó Gan, el este de Dûshera y la mayor parte de los grandes archipiélagos del sur.
La expansión de Mûmakan hacia el oeste no tuvo éxito, pues se enfrentó a la oposición que representaba el Concilio Ardano y a la fuerza inherente de elfos, númenóreanos y Kirani que habitaban la región. Esta situación llevó al pacto que firmó el nazgûl con el mago de Tantûrak en 3000 S.E.
Con apoyo Mûmakani, Tantûrak acabó con el yugo del gobierno de Númenor y se declaró reino independiente. Ar-Zimrathon de Númenor no logró aplastar la rebelión y se provocó un cisma. Pocos meses después, Tantûrak y Koronandë abdicaron en el tratado de paz, dejando a los Kirani rodeados de vecinos hostiles. Los siguientes años fueron oscuros, pues la república de Kiran se convirtió en una tierra desarmada y explotada. Sólo los inciertos celos mantenidos entre Tantûirak y Mûmakan evitaron su invasión abierta.
Ar-Pharazôn, el Rey Dorado de Númenor, terminó con el reinado de Indûr y truncó la independencia de Tantûrak en 3262 S.E. Su invasión de Endor volvió a someter a las antiguas colonias del Oesternesse bajo señorío adan y culminó con la captura del Señor de los Anillos. Mûmakan se convirtió en un estado súbdito de Númenor, y su imperio fue aplastado. Ji Indûr se retiró al este.
Númenor pereció en la Caída de 3319 S.E., lo que permitió al Maligno volver a su hogar. Los Nazgûl fueron a Mordor tras el retomo de Sauron a Endor. Durante los restantes 121 años de la Segunda Edad, Indûr luchó contra la Ultíma Alianza de Elfos y Hombres pero con poco éxito.Como los demás Úlairí, la Sombra del Sur, desapareció en las Sombras fuera de Arda cuando Sauron fue derrotado en la batalla final de la Guerra de la Última Alianza en las lomas del Orodruin.
 
 
Indûr regresó a la Tierra Media en tomo al año 1050 de la Tercera Edad (T.E.), y pasó los dos siglos siguientes recuperando sus fuerzas en la isla de E-Sorul Sare. Su influencia sobre Mûmakan creció lentamente, pero en 1250 T.E. sus sirvientes lograron manipular a las separadas tribus para que formasen una coalición comandada por sus lugartenientes. Esta desunida alianza volvió a a embarcar a los belicosos jinetes mûmak en una agresiva política de expansión.
En 1264 T.E., Sauron ordenó a Indúr volar hasta la Ciudadela de Ardor y forjar una "alianza" con el Concilio Ardano Elfico, pero la antiquísima rivalidad por el control del Sur persistió. Rechazado por el maléfico grupo de Ardinaak, el Espectro del Anillo consideró el encuentro como una afrenta y aconsejó al Señor Oscuro que vengara esa mancha. Sin embargo, Sauron prefirió esperar, pues sin el Anillo Gobernante, el Maligno recuperaba su fuerza muy lentamente. Los rivales de Indûr gozaron de una inestable paz que nunca sentó bien al Úlair.
Bajo el dominio del "Mago", Tantûrak declaró la guerra a Koronandë en 1365 T.E. El conflicto duró siete años, y los Kirani estaban a punto de sucumbir cuando las dos naciones firmaron un tratado de paz en 1372 T.E. La intervención de Indûr salvó el reino Kirani de la derrota, pero inició una era de influencia Mûmakani. Este periodo estuvo marcado por el aumento de asesinatos rituales nocturnos que originaron la asociación de Indûr con el asesinato. Día a día, sus enemigos morían mientras dormían, para ser hallados al amanecer brutalmente asesinados.
Indûr gobemó Mûmakan como Ji Amaav III desde 1264 T.E. hasta 1640 T.E., y corno Ji Amaav IV entre 2460 T.E. y 2941 T.E. Durante el resto de la Tercera Edad permaneció en Mordor (1640-2000) y en Minas Morgul (2000-2460 y 2941-3019). Viajó junto al Rey Brujo durante la búsqueda del Anillo Único en 3018 T.E., encontrándose con la Compañía en la Cima de los Vientos y perdiendo su montura durante el enfrentamiento en el Vado del Bruinen.
Más tarde supervisó las preparaciones para el asalto de los mûmakil durante la fatídica campaña contra Minas Tirith. Su fin llegó tras la escaramuza contra las grandes águilas sobre la Batalla de Morannon, pues mientras Indûr y los demás Jinetes Caídos volaban para interceptar a los hobbits en el Monte del Destino, fueron engullidos en la destrucción provocada por la eliminación del Anillo Único. De este modo, la Sombra del Sur desapareció de Eä.
 
 
Indûr medía 2,07 metros de altura y, como la mayoría de los Kirani, era de constitución ligera. Tenía la piel oscura y los ojos negros, personificando el ideal de su pueblo. No obstante, tras convertirse en rey de los Mûmakani comenzó a preferir los uniformes de los jinetes mûmak: pantalones grises de algodón con parches de cuero para cabalgar, una capa gris, un ligero peto de malla y un yelmo abierto con damasquinado de marfil y coronado por un olifante de marfil.