BIBLIOGRAFÍA Básica DE
J
. R. R. TOLKIEN

 
 
 
 

El Hobbit

Historia de Una Ida y Una Vuelta

 

Después de muchos años de escribir relatos fantástico-épico-medievales, el profesor Tolkien se decidió a empezar un relato continuado en la Tierra Media. Para ello desarrolló una serie de personajes que luego serían clave en su obra. En esta primera obra relevante ya se perciben de un modo claro algunos de los elementos que conformarían la clave de su obra: decripciones abundantes de la naturaleza, ritmo narrativo y una descripción de sentimientos básicos muy bien definidos (malos y buenos, Elfos, Enanos, Trolls, Trasgos, Humanos, Huargos, etc).

El Hobbit narra las aventuras de un hobbit llamado Bilbo Bolsón que por mediación de Gandalf El Gris se une a la expedición que planea un grupo de enanos comandados por Thorin Escudo de Roble para volver a su retomar su antiguo reino, Erebor, y echar/matar al dragón Smaug, Rey bajo la Montaña.

Durante las peripecias que le ocurren al grupo en su viaje hasta Erebor irán desfilando una serie de personajes de mayor y menor importancia que luego se convertirán en centrales de la saga del Señor de los Anillos. Así tenemos al mencionado Gandalf, a Elrond el elfo, a Bilbo y, como no, al Anillo mágico de Gollum. Este anillo será el vínculo central que unirá su obra.
La calidad narrativa de la obra cae si se la compara con otras obras del autor. Se evidencia un componente infantil muy elevado. Es un relato en el que Tolkien mezcla todos los elementos imaginativos de su niñez con los más comunes de los cuentos de hadas -prícipes, reinos, elfos, dragones, magia- y los dota de un sentido estra al ambientarlos en la Tierra Media.

El Señor de Los Anillos

La Comunidad del Anillo

Las Dos Torres

El Retorno del Rey

 
Esta es la obra principal del profesor Tolkien.El Señor de los Anillos (SDLA en adelante) se encuentra estructurado en seis libros agrupados en tres volúmenes -La Comunidad del anillo, Las Dos Torres y El Retorno del Rey- en los que se nos narra con una gran maestría las aventuras y avatares que le suceden a un nutrido grupo de personajes envueltos en una trama de la que son parte pero que no han generado; son meros eslabones de una cadena que puede tener dos vertientes (dicotomía bien/mal).
El argumento de la novela tiene dos centros de atención unidos por un único nexo, el Anillo Único propiedad de Sauron, encarnación absoluta del mal en la Tierra Media. Frodo Bolsón y Aragorn serán los conductores de un argumento lineal que se bifurca en el Vol.II para concluir en el Vol. III.
Junto a estos tres personajes centrales nos encontramos con gran variedad de personajes secundarios -los hobbits Merry, Pippin y Sam; los elfos Elrond y Galadriel; Gimli el enano; Bárbol el ent, los magos Gandalf, Saruman y Radagast, etc- que le confieren una riqueza espectacular a la narración. Porque Tolkien no sólo presenta a sus actores como elementos de un relato, sino que los rodea de un fondo cultural completo: idioma propio, mitos, leyendas propios de cada raza. Cada encuentro con una nueva situación supone una pincelada más de ese vasto mundo que es la Tierra Media.

La capacidad narrativa de Tolkien está en plena madurez. Ya no estamos ante un cuento de hadas como es el Hobbit. El SDLA culmina el estilo de Tolkien: descripciones apabullantes de los espacios naturales, grandes referencias culturales, tratamiento puro de la psique de los personajes con la introducción de valores puros (amor, odio, amistad, venganza, etc). La dicotomía entre el bien y el mal está plenamente representada. No hay dobleces, o se es de un bando o se es del otro. Todos los años de trabajo empleados por Tolkien se notan en el texto, ya que las referencias a otras obras del mismo autor son variadas (preferentemente al Hobbit y al Silmarillion). La fluidez del texto y la riqueza de los paisajes nos hacen sumergirnos en La Tierra Media. Quizás el punto negro lo encontramos en los diálogos, que en algunos momentos resultan algo arcaicos y ñoños.

En definitiva estamos ante una de las obras literarias más importantes del siglo XX y de la historia de la literatura. Una obra que no deja indiferente al lector, que levanta pasiones u odios parejos. Una obra maestra.

El Silmarillion

 
Obra neural de toda la mitología tolkeniana, definida como la Biblia de Tolkien. Su autor trabajó en ella toda su vida y nunca vió culminado su trabajo, ya que estamos ante su obra póstuma, publicada en 1977 por su hijo Christopher.
Tolkien comenzó a escribir el Silmarillion en un hospital cuando estaba convaleciente de haber contraido la fiebre de las trincheras en 1916. A raiz de su convalecencia comenzó a hilvanar ideas y pequeños relatos inconexos que había escrito en su juventud. De esa dedicación nace el Silmarillion.
La Obra nos narra los antecedentes de la Tierra Media en las edades previas a la acción aocurrida en el SDLA. Desde la creación del mundo por el dios supremo Ëru hasta el final de la edad de los anillos de poder.
Por sus páginas desfila toda la mitología de Tolkien con un grado de riqueza incomparable, ya que si bien el SDLA se centra en los humanos, el Silmarillion trata casi en excluisividad de la historia de los elfos. Aquí se nos muestran las deidades de la mitología de la Tierra Media: de Manwë Súlimo y su mujer Varda a la maldad absoluta de Morgoth, el Gran Enemigo. La lucha bien contra mal en su grado máximo.
El nexonarrativo lo establecen los Silmarils, unas joyas llamadas creadas por el elfo noldo Fëanor, que en cuyo interior conservan la esencia de las dos mayores creaciones de los dioses (los valar): los dos árboles -Laurelin y Telperion- Estas joyas son robadas por el valá malvado Melkor/Morgoth, lo que provocará una rebelión entre los elfos Noldor que vivían junto a los valar para tratar de recuperarlas. En el transcurso de la guerra posterior que durará varios siglos se desarrollará la cultura élfica en la Tierra Media occidental, conocida como Beleriand. Así se explican y comprenden gran cantidad de detalles que jalonan las páginas del SDLA.
El Silmarillion completa su visión panorámica con dos apéndices, Akhâllabeth y De los Anillos de Poder. En el primero se narra historia de Númenor, cuna de la civilización Dúnadan, desde su creación hasta su destrucción por las intrigas de Sauron. El segundo apéndice se refiere a la época que transcurre desde la creación por el herrero elfo Celebrimbor de los anillos menores de poder hasta el fin de la mitología con la destrucción del Único y la desaparición de Sauron de la Tierra Media.
El Silmarillion no es un libro de fácil y amena lectura, puede resultar pesado debido a que los diálogos son pequeños y dispersos y se satura al lector con una fuente inagotable de nombres y localizaciones que hacen flaquear el conjunto narrativo. Pero a pesar de todo estamos ante la obra de referencia del mundo de Tolkien y a ningún interesado en su obra se le debe escapar su lectura.