LA NATURALEZA DEL

PUEBLO ENT

 
 
 
 

"Se encontraron entonces mirando una cara de veras extraordinaria. La figura era la de un hombre corpulento, casi de trolí, de por lo menos catorce pies de altura, muy robusto, cabeza grande, encajada entre los hombros. Era difícil saber si estaba vestido con una materia que parecía una corteza gris y verde, o si esto era la piel. En todo caso los brazos, a una cierta distancia del tronco, no tenían arrugas y estaban recubiertos de una piel parda y lisa. Los grandes pies tenían siete dedos cada uno. De la parte inferior de la larga cara colgaba una barba gris, abundante, casi ramo-sa en las raíces, delgada y mohosa en las puntas. Pero en ese momento los hobbits no miraron otra cosa que los ojos. Aquellos ojos profundos los examinaban ahora, lentos y solemnes,pero muy penetrantes. Eran de color castaño, atravesados por una luz verde. Más tarde, Pippin intentó a menudo describir la impresión que le causaron aquellos ojos."

SdIA II,pág. 81.

 
 
 
 
 
Los Ents son los Pastores de Árboles del mundo, y como tales se parecen a sus protegidos. Pueden medir entre 3 y 8 metros de estatura, y desde 1 hasta 2 metros de envergadura; tienen una piel parecida a la corteza de los árboles sobre sus "troncos", y sus barbas parecen una greña de paja, ramas y musgo.
Cada ent se parece al tipo de árbol que cuida, y se comporta de la forma que se podría imaginar que ese árbol se comportaría. Pero varían un poco al igual que cada árbol de la misma especie es diferente de otros, y tienen su propio tamaño, su propia forma y sus marcas particulares. Así que un ent parecido a un roble tendrá una apariencia radicalmente diferente a la de otro ent de los robles, de la misma forma que podría diferenciarse de un ent de coníferas. Incluso su número de dedos de los pies y de las manos varían enormemente, encontrándose normalmente entre dos y ocho. Sólo los ojos se parecen en todos los Ents, unos ojos color castaño oscuro, atravesados por una luz verde, y que confieren a quien los contempla la mística sensación de estar mirando por una ventana que comunica con las edades de la mismísima tierra.
Son casi inmortales, aunque pueden morir debido a la violencia, especialmente a las quemaduras; y a medida que pasan las eras, también los Ents van decayendo en vigor y número. Envejecen, aunque muy lentamente. Pueden moverse con sorprendente rapidez sobre unas piernas que no se doblan. Pero sus pies son como flexibles raíces que se extienden y se mueven como un ave zancuda de largas patas. Pueden dominar cualquier lenguaje, pero también han hecho evolucionar su propio dialecto, lento y estruendoso, que nadie salvo ellos puede hablar o comprender. Sólo se alimentan de lo que se alimentan los árboles —el suelo y la lluvia—, y sus nutritivos preferidos y más poderosos son los tragos que ellos mismos preparan y mezclan. Su fuerza es legendaria, ya que son capaces de causar en pocos segundos la devastación que los árboles naturales sólo pueden lograr en años, destruyendo rocas y metal con sus manos y pies desnudos. Su fuerza es comparada a menudo con la de los trolls, pero los Ents son ciertamente mucho más fuertes que los estúpidos trolls. Tras reducir piedra y metal a añicos, los Ents pueden arrojar los restos como proyectiles muy efectivos y devastadores.
Día a día, los Ents trabajan y viven independientemente los unos de los otros. Cada uno camina por el bosque, preocupándose por los árboles dañados, apartando a los muertos para dejar espacio a los jóvenes, y plantando semillas. Todos los árboles del bosque son tratados como individuos por los Ents, que los aman como los padres aman a sus hijos. Los Ents lloran la muerte de un árbol y se sienten orgullosos de sus victorias ante las dificultades. Todos los árboles muertos son arrancados con la raíz y llevados a varios lugares especiales en el bosque. Allí, la madera se descompone y sirve como fertilizante para los vivos.

Ciertos puntos del bosque sirven de guarderías, donde los jóvenes árboles crecen hasta una altura suficiente como para sobrevivir por su cuenta. Los Ents suelen respetar el orden natural de las cosas, pero tienen sus árboles favoritos, y les gusta asegurarse de que las especies predominantes no provocan la extinción de otras menos resistentes.

Los Ents viven dispersos por sus bosques, en hogares de propia construcción, la mayor parte de los cuales no se distinguirían, a los ojos de un extraño, de cualquier zona de árboles normal y corriente. Hay tres elementos dentro de la casa de un ent. El primero es el agua, sea de un estanque, de un arroyo o de un pozo. El segundo es el refugio, normalmente en forma de un saliente de una ladera o una cayema, o a veces en una simple bóveda de densos árboles. El último es un almacén para recipientes u otros utensilios.
Aunque los Ents utilizan pocas herramientas, debido a que sus manos pueden llevar a cabo la mayoría de las tareas que necesitan, sí que necesitan algunos objetos para almacenar bebidas y cosas semejantes. La zona de almacenaje del hogar de un ent es utilizada para estos objetos, y para reservas de comida. Dichas zonas pueden ser cualquier cosa, desde un agujero cubierto de ramas hasta una caverna con una roca tapando la entrada. Estas zonas de reserva en el hogar de un ent suelen contener una serie de recipientes que contienen caldos nutritivos, así como una reserva de frutos frescos o secos, nueces y bayas.
Los Ents viven conectados místicamente con los bosques, y en especial con los árboles semi-sensitivos conocidos como los ucornos. Los ucornos pueden ser despertados y convocados al trabajo por los Ents, y pueden actuar como guerreros casi tan formidables como los propios Ents. En realidad, ejércitos orcos enteros han desaparecido en cualquier bosque éntico, destrozados bajo la fuerza de los Ents y sus guardianes. Originalmente nacidos con dos sexos, como el resto de las razas hablantes, sólo los varones permanecen en las historias de la Tierra Media. La desaparición de las ent-mujeres sigue sin resolverse, y es uno de los mayores misterios de la Tierra Media. Con las ent-mujeres separadas de sus compañeros, los Ents están condenados a ir en declive hasta desaparecer completamente.
 
 
 
Página Principal de los Ents
Ir a Página Principal
Ir a Razas de La Tierra Media