Indice

La Naturaleza de los khazâd

Características Físicas

Actitud

El Lenguaje Khuzdul

Ritos y Cultos

 
La Naturaleza de Los Khazâd
 
 
 
   
 
La Naturaleza de los Khazâd
 
   
ssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss
Todos los enanos son descendientes de los Siete Padres, los primeros señores moldeados por el vala Aulë. Nacidos de los pensamientos de Aulë, llevarán por siempre muchos de los amores y odios del propio Herrero. Los elfos ylos humanos atribuyen su naturaleza al gran esquema de Eru, y fueron creados para formar parte del "Equilibrio de las Cosas".
   
El comportamiento de los enanos, sin embargo, refleja las costumbres del Herrero de los Valar, ya que Eru respetó los pensamientos de su sirviente cuando éste dio vida y voluntad a los enanos. Por lo tanto, los naugrim llaman a su creador Aulë Mahal (Kh. "Hacedor"); el dador de vida, escultor de montafias y señor de los oficios.
Aulë concibió a los khazâd durante la rebelión de Morgoth, cuando éste se declaró Señor de la Tierra Media. Con el miedo en la mente, el Herrero moldeó a sus hijos para resistir el Mal del Enemigo Negro. Los enanos nacieron como una raza fuerte y vigorosa. Son vulnerables a la codicia pero al mismo tiempo son resistentes como la piedra, obstinados pero prácticos, lentos para el amor pero rápidos en la amistad. Ninguna raza es tan dura, ni tan resistente al hambre, al dolor o la fatiga. Los naugrim pueden resistir los viajes más largos sin quejarse, y soportar el calor y el frío sin vacilar.
Los enanos también sienten un profundo amor entre ellos mismos. Aunque las Siete Tribus se separaron poco después de su despertar y se desperdigaron por la Tierra Media, han permanecido unidas. Un enano trata a los de su raza como hermanos y a los no enanos de una forma un poco más distante. Su sangre es densa y profundos los lazos que los unen. Cierran los tratos con extremo cuidado pero, una vez hechos, los mantienen por encima de todo. El viejo dicho es cierto: "Nunca hubo un amigo que hiciese un favor a un enano, ni un enemigo que le hiciese un mal, que no se viese recompensado por entero." Aunque los naugrim son rápidos para la discusión —incluso entre su propia Casa— y sufren de envidia como todos los demás Pueblos Parlantes, protegerán a los de su misma sangre de enemigos exteriores con furia incontenible. Acudirán a cualquier llamada a las armas por su raza.
Los khazâd tienen una reputación universal de dureza, sentido del pragmatismo, franqueza y honor. Son exteriormente fríos, y aman más las cosas y los mecanismos fabricados por sus manos que las cosas que respiran y viven. La mayoría de los grupos prefieren las tierras altas y rocosas y las profundas cavemas de las montañas, ya que los enanos, quizá más que cualquier otra raza, recuerdan su origen y su herencia.
 
Características Físicas
 
Los enanos son generalmente bajos, rechonchos y fuertes. Miden entre 120 y 150 centímetros de estatura y tienen unas extremidades muy robustas. Su constitución les permite llevar grandes cargas y soportar tremendos esfuerzos y castigos; es normal que los enanos lleguen a recorrer grandes distancias en poco tiempo con poco o ningún descanso. Sólo los orcos rivalizan con su habilidad para soportar el trabajo y su firmeza ante las adversidades.
Al igual que los orcos, los enanos temen las aguas abiertas y al vala Ulmo, y normalmente no saben nadar. Aun así, Aulë se encargó de que fueran virtualmente inmunes a las llamas y al hielo, ya que desde su llegada se han visto sometidos al frío de las montañas y al calor de las profundidades de la tierra. Aunque esta resistencia ha disminuido con el paso del tiempo, todavía es parte del carácter de los enanos. Los enanos son conocidos por su ciclo vital de 200-400 años y su resistencia al dolor y a la enfermedad.
Los naugrim tienen el cabello oscuro, los ojos hundidos y una complexión robusta. Debido a su gran cantidad de enemigos y su constante exposición a los elementos, prefieren las ropas pesadas y hacen uso frecuente de sólidas armaduras metálicas. Los enanos varones llevan casi siempre barba larga. Esta aparente falta de variedad tiene su motivo. Los enanos adoptaron rápidamente una apariencia exterior uniforme, fiera y severa como una útil fachada protectora, y todavía mantienen una fuerte división entre sus estilos público y privado. Cuando viajan, los enanos llevan capas con capucha, frecuentemente con bufandas o máscaras, causando así confusión entre las demás razas. Sin embargo, incluso al viajar cada Casa tiene una sutil apariencia propia. Sus coloridas ropas varían considerablemente de tribu a tribu, incluso sus capuchas son tintadas para indicar las alianzas y el origen de cada individuo.
 
Actitud
 
Los enanos son sobrios, tranquilos, posesivos y desconfiados, tenaces, introvertidos y, a menudo, muy codiciosos. Esta personalidad les ha llevado a retirarse a fortalezas rodeadas de ricas vetas de hierro y metales preciosos. Allí extraen minerales y crean obras de magnífica artesanía, y al mismo tiempo vigilan sus tesoros con una cautela próxima a la paranoia. Al igual que su Hacedor, son fabulosos herreros y no tienen igual en el trabajo de la piedra. Los objetos enanos son a menudo de una belleza aturdidora, pero la parte práctica prima en toda su artesanía. Su actitud también afecta su modo de ver la magia: los enanos conocen sortilegios y encantamientos, pero generalmente desprecian los métodos de los elfos y otros conjuradores, prefiriendo usar estos poderes en la fabricación de objetos fisicos permanentes. Jamás se ha oído hablar de magos entre los enanos.
También se conoce a los khazâd por su poder militar. Están soberbiamente equipados y son inflexibles en sus propósitos, luchan sin cuartel y nunca retroceden. Prefieren armas contundentes tan duras y brutales como los mismos enanos: ballestas pesadas, hachas, martillos y mazas de guerra. Llevando armaduras pesadas y yelmos de aspecto cruel (con viseras o máscaras) que semejan terroríficas bestias comudas, una fuerza de guerreros enanos presenta un perfil perturbador y formidable.
Los enanos son relativamente poco fértiles y tienen pocas mujeres, así que pocos son los que se casan y menos aún los que tienen hijos. Apenas un tercio de la población está formado por enanas, y muchos de ellos desean parejas que no pueden tener. Menos de un tercio de los enanos se casan, porque los naugrim se emparejan de por vida y no se unen con alguien que no deseen por encima de todo lo demás. Como la mayoría de las joyas raras, las enanas son camufladas y obsesivamente protegidas de forma muy diferente a como lo son las hembras de las demás razas.
Afortunadamente, los naugrim son amantes de las artes. Muchos no llegan a enamorarse de nadie jamás, de forma que no necesitan ninguna unión marital. Esta fascinación introspectiva, que hace que las artes y la creación les absorban por completo, proporciona estabilidad a una raza fácilmente separable por la envidia y el resentimiento.
Las enanas son orgullosas. Fieras defensoras de sus derechos, son iguales a los enanos en todos los aspectos, salvo en el de la guerra. Los enanos no les imponen ningún tipo de restricción en cuanto a rango o movilidad, aunque viajan menos que los enanos. Requieren moradas seguras para dar a luz a su descendencia, así que muchas permanecen protegidas del resto del mundo. En realidad, las enanas son tan remota y raramente reconocidas que algunos dudan de su existencia. Estas falsas leyendas se ven fortalecidas por su voz y su cuerpo, muy semejante al de los varones. Incluso en la actualidad, hay muchos hombres que creen que los enanos "crecen de las piedras".
 
El Lenguaje Khuzdul
 
Cuando están en público o en el exterior, los enanos hablan oestron, la lengua común. Usan este idioma con fluidez, ya que es su segunda lengua y lo utilizan como principal medio para comunicarse con los demás. La necesidad les obliga a aprender el habla de los demás, y esto ha hecho de los naugrim unos excelentes lingllistas. Algunos son consumados habladores de los dialectos de los hombres, mientras que otros son hábiles con las lenguas de los elfos.
Entre ellos, los enanos hablan el khuzdul, un idioma secreto conocido prácticamente por nadie salvo por ellos. Esta lengua es adecuada para la voz cavemosa de los enanos, ya que tiene profundos matices tonales. Se caracteriza por unas consonantes ásperas y por el uso de unas estructuras definidas de dos o tres consonantes para nominar conceptos comunes. Por ejemplo, las estructuras del tipo "K(h)-Z-D" se refieren a raíces de palabras relacionadas con los enanos o cosas esenciales para la identidad enana.
Los naugrim escriben utilizando las Angerthas Moria, una variante de la escritura asistemática basada en runas angulares conocida como las Cirth. Como las runas son permanentes y públicas por naturaleza, los enanos adoptan las influencias escritas con mucha más frecuencia que las alteraciones orales. El khuzdul ha cambiado muy poco con el tiempo, puesto que es un idioma sagrado de conocimientos, y no una lengua de uso cotidiano.
 
Cultos y Ritos
 
Este énfasis en conservar las viejas costumbres también afecta a la religión de los enanos. Son generalmente supersticiosos, y sus rituales son exactamente iguales a como lo eran poco después de su primer despertar. Los difuntos son siempre enterrados en la piedra, ya sea en una cripta o bajo un túmulo. Jamás descansan bajo tierra normal o en cualquier otra substancia que no sea la piedra de la cual se creó la raza. Cuando el tiempo o las circunstancias impiden un entierro adecuado, los naugrim caídos se colocan en una pira y son incinerados.
Los enanos adoran a Aulë (Mahal) y acuden a él cuando están preocupados o en momentos de necesidad. Todas sus creencias básicas giran en tomo a su persona y a la creación de los Siete Padres. Por este motivo, los enanos consideran el número "7" como esencial, incluso sagrado. La leyenda de su origen mantiene que Aulë creó a siete Señores y, por lo tanto la raza está compuesta por siete Casas.
Este concepto crea el dogma de que cada Casa es un linaje con un espíritu común que impregna a la familia y les ata. De alguna forma, los naugrim se ven a si mismos como parte de siete almas mayores. Veneran a sus ancestros por encima de cualquier cosa, con la excepción de Aulë su hacedor, y creen que la raíz viva de su espíritu familiar reside en cada rey enano.